Enmarcada en la campaña de Ciudadanos contra los centros sociales okupados de cara a las municipales de 2019, el espacio social y cultural del centro histórico de Málaga La Casa Invisible, que cuenta ya con más de 10 años de vida resistiendo a la especulación, se ve seriamente amenazada tras la decisión unilateral de la Junta de gobierno local del ayuntamiento de iniciar un expediente de desalojo, incumpliendo con los acuerdos que se venían tomando desde 2015 para regularizar el espacio a través de la cesión de uso mediante un procedimiento de adjudicación directa.

Sin embargo el ayuntamiento de Málaga ya comprobó en 2015 la capacidad de los y las malagueñas para movilizarse en defensa de un espacio que se ha convertido en una isla de encuentros sociales y culturales en medio del escaparate de cartón piedra de restaurantes y museos franquicia en el que han convertido el centro histórico de Málaga.

Desde Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR queremos sumarnos a la convocatoria para que el próximo 10 de marzo volvamos a demostrarle a este ayuntamiento del PP sostenido por Ciudadanos que “La Invisible se queda” con una gran manifestación que arrancará desde la puerta principal del Centro Social en Calle Nosquera 9-11