13 de marzo de 2017

vilazografouEsta mañana el gobierno de Tsipras empezó una orquestada operación de represión contra las ocupaciones de viviendas por refugiad@s e inmigrantes en los muchos centros y residencias ocupadas por el amplio movimiento de solidaridad. Exactamente ha sido desalojada la ocupación de Vila Zografou y la ocupación del centro Drakopouleio de donantes de sangre en Alcibiades, nº 4. Hay muchas personas encausadas que se encontraban en los centros, entre ellas refugiad@s con mujeres y niñ@s.

La policía antidisturbios ha ocupado las calles de alrededor y ha prohibido el acceso a l@s residentes. Nadie es capaz de garantizar que el ataque del estado se limite a este punto y n vaya a extenderse más. A pesar de la sorpresa por parte de un sector del estado, sin embargo las fuerzas del movimiento conforman ya los primeros actos de resistencia espontáneos con concentraciones en el centro de Atenas. A las 6, en la plaza Gardenias, la concentración de l@s residentes, l@s trabajador@s y de la juventud de Zografou dará su respuesta.

Se hace cada vez más evidente que el aparato del estado se desnuda, revelando su verdadero rostro. El gobierno Syriza-ANEL, muy lejos ya de su propaganda de “esperanza”, pretextos y excusas, demuestra de hecho su verdadero papel: la perpetuación de la dominación burguesa. Mucho más, caen las máscaras del “gobierno de izquierdas” en favor de políticas hacia l@s inmigrantes y de sensibilidad social. La violencia física contra l@s refugiad@s que se cobijan en edificios y l@s voluntari@s no tiene nada que envidiar a las operaciones-barrido de Samaras y no deja margen de confusión.

Lo que no consiguieron los nazis en sus frustradas incursiones a Vila Zografou y otras muchas ocupaciones lo ejecuta la policía del ministro Tosca y de Syriza. Los gestores del sistema han cambiado, pero está vivo y gobierna nuestras plazas. La orgía de represión, de madrugada, a escondidas y lejos de los reflejos del mundo, demuestra que las palabras de persuasión del gobierno caen al vacío, y se ocupan de pasar a la acción sus perros: los guardianes del orden público. Tiene que quedar claro que la falsa ilusión de delegar en los “salvadores” que vendrán con el voto engendra monstruosidades.

Resistencia masiva a la represión del estado

Contraataque de clase frente al capital, el gobierno y su estado

Solidaridad internacionalista y de clase con l@s refugiad@s e inmigrantes