Cambio en la propuesta sobre contratación temporal del gobierno: introduce la posibilidad de que las empresas hagan contratos temporales para cubrir actividades ocasionales con una duración máxima de 3 meses, cosa que podría seducir a la patronal CEOE, que este mismo miércoles se ha mostrado abierta a negociar la reforma laboral. Eso sí, con topes para el uso de estos contratos en función del tamaño de la empresa y con especificidades por el sector de la agricultura.

Una modificación que afectaría al artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores, que regula la duración del contrato, y en la cual se trabaja para intentar delimitar la elevada temporalidad del mercado laboral en el Estado español. El objetivo es limitar modelos y uso de los contratos temporales, hacer que el indefinido sea el que se suscriba por defecto e incentivar el uso del fijo discontinuo.

Una propuesta que modifica los planteamientos iniciales de esta negociación, cuando se incluyó prohibir el uso del contrato temporal para picos de actividad cuando esta mayor carga de trabajo tenga que ver con la actividad “normal y permanente” de la empresa. En otra propuesta posterior, se introdujo una limitación a la temporalidad en las empresas que sólo podían cubrir un 15% de los sitios estructurales con estos contratos. Con los 2 planteamientos se tropezaron con el firme rechazo de la patronal, que insiste en la importancia de la flexibilidad para el empleo.

La insultante satisfacción de la CEOE

Ahora, el gobierno PSOE-UP hace esta propuesta después de que la CEOE haya anunciado este miércoles que está dispuesta a negociar la reforma laboral “con espíritu de acuerdo” y “sin líneas rojas”. Así demostraba que, después de retirarse de los últimos pactos de gobierno, la CEOE quiere estar presente en la reforma laboral que se está negociando. De esta manera lo ha indicado este miércoles el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, que ha señalado, sin embargo, que el pacto de gobierno entre PSOE y Podemos en esta materia difiere de lo que defiende Bruselas. “Le daremos espacio y margen, tenemos un mes en frente” ha asegurado.

Con respecto a los ERTEs, la UGT señala que” si existen exoneraciones de cuota patronal, vayan acompañadas de garantía de mantenimiento de empleo”. Sobre el nuevo mecanismo, explica que el gobierno hará otra propuesta, después del rechazo de todas las partes al último planteamiento, “que pudiera acercar posturas” y que espera para la próxima reunión.

El gobierno ha entregado a los agentes sociales, que volverán a reunirse este viernes, un documento con la situación de cada uno de los puntos que se negocian en esta mesa.Según han detallado CCOO y UGT, otros puntos de negociación colectiva como la prevalencia del convenio del sector y la ultra actividad se mantienen sin cambios.

Artículo de El nacional.cat