Entrevista a Elisabeth Muñoz realizada el pasado 27 de marzo, en la 2ª semana del estado de alarma, enfermera que lleva enfrentándose todos los días al coronavirus como sanitaria de Atención primaria en un hospital de Granada desde que aparecieron los primeros casos en la provincia (12 de marzo).

La información que nos llega por todas partes es que os faltan medios para atender a los pacientes contagiados. ¿Podríais detallarnos exactamente qué os falta y en qué medida esto juega un papel en los fallecimientos?

La falta de EPIs (equipos de protección individual), es el principal y más grave problema que tenemos actualmente en todos los centros, tanto de atención primaria, como hospitalarios. Hay un desabastecimiento bastante importante de los distintos elementos que configuran estos EPIs, como son las mascarillas, los guantes o batas. Esta situación lo que está provocando es poner en grave riesgo nuestra salud y la de nuestros pacientes.

El personal sanitarios nos estamos convirtiendo en los más afectad@s, estando en estos momentos en un 14% de los contagiados, esto quiere decir que somos los principales vectores del virus, nos estamos contagiando entre nosotros y a la vez contagiando a las personas que estamos tratando, personas inmunodeprimidas, vulnerables, con enfermedades crónicas, en su mayoría mayores de 65 años, o sea, los más susceptibles de desarrollar complicaciones si contraen el virus. Esto quiere decir que si hay un colapso de pacientes infectados y no hay recursos para atenderlos, como camas en UCI o respiradores, pues nos vemos en una situación complicada porque hay que priorizar y evidentemente, habrá quien no pueda acceder a esa cama o a ese respirador. Este es el principal motivo de que el número de muertes vaya en aumento.

La OMS ha sido muy clara en cómo debe de atajarse esta pandemia: evidentemente ,en primer lugar, con el confinamiento estricto. Hay que romper las cadenas de transmisión, pero si no protegen a quienes más están en primera línea luchando contra ese virus, esa cadena nunca se romperá. Hay que aislar a los positivos, y garantizar la protección del resto. Estamos en una situación de indefensión que está poniendo en grave riesgo nuestra salud y la de nuestr@s pacientes.

El acceso al material y el uso de estos EPIs está siendo restringido por su escasez. La mayoría de los profesionales están trabajando con una misma mascarilla quirúrgica durante días, cuando ni siquiera ésta es la adecuada, ya que debe ser una FFP2 o FFP3. Estas mascarillas están bajo llave y te las van dando a cuentagotas, mascarillas que aproximadamente a las 6 horas dejan de ser útiles por la humedad. Estamos reutilizando mascarillas, batas y EPI, que deberían de ser de un solo uso. Llevamos más de una semana escuchando al ministro de Sanidad que el material está por llegar, pero nunca llega, y eso se traduce en más numero de contagiad@s y muertes cada día.

Según tenemos entendido, las condiciones de seguridad para desarrollar vuestra labor están siendo muy malas y además parece ser que hasta hace poco no os hacían las pruebas. ¿Puedes explicarnos exactamente en qué condiciones trabajáis y cuánto han tardado en haceros las pruebas y según tú por qué?

Nosotr@s, además de la falta de material, lo que más estamos reclamando de manera urgente es la realización de tests; realizar esta prueba al personal sanitario para la detección del coronavirus es urgente. Actualmente en todos los centros de atención primaria y hospital se está trabajando sin que el personal se esté realizando este test, están aumentando los casos positivos y no se le realizan pruebas a compañer@s que han estado en contacto con ese caso positivo, existiendo una alta probabilidad de que much@s también lo sean positivos y están a su vez contagiando a más compañer@s y pacientes.

En algunos servicios el personal sanitario ha acudido a trabajar incluso con síntomas y se les ha negado la prueba. Se hace muy difícil la comunicación con el servicio que autoriza la realización de pruebas, y se niegan en rotundo a realizarla a no ser que cumplas varios síntomas que sean compatibles con estar contagiad@. Esto lo único que ha conseguido ha sido disparar el numero de casos positivos entre el personal sanitario, situándose en un 14% a los 21 días, frente al 8% de Italia a los 28 días, y se espera que la cifra siga subiendo la próxima semana.

Esto lo que consigue también es maquillar las cifras de contagiados, ya que si se realizaran las pruebas a todo el personal sanitario, las cifras aumentarían exponencialmente. No importa que no tengas un contacto directo con los casos positivos, al final te acabas contagiando, causando bajas entre el personal y afectando al cuidado de l@s pacientes.

En Atención primaria, que es donde yo trabajo, hay miedo a realizar los avisos domiciliarios, porque estamos expuestos a un contagio muy fácil, vamos sin material adecuado, solamente con unos guantes y una mascarilla quirúrgica. En mi centro en concreto, ante el primer caso positivo, todo el personal se puso en cuarentena. A los 5 días, ante la falta de personal, nos llamaron para incorporarnos sin realizarnos previamente la prueba, entre todas acordamos que eso no lo aceptaríamos y tras muchas llamadas e insistencia, conseguimos que se nos realizaran las pruebas y la no incorporación hasta el resultado, pero esto ha sido un caso excepcional, ya que en el resto de centros se ha seguido trabajando con normalidad y sin realización de pruebas, cubriendo esas bajas con personal de otros centros.

Al final se juega con la moral de los profesionales, somos héroes y tenemos que estar en primera fila porque es urgente y prioritario, pero héroes sin escudo, sin protección, eso no es ser héroes, es ser víctimas de un sistema sanitario que viene sufriendo recortes durante años y esta crisis sanitaria lo ha dejado más que evidente.

Estos días son muchos los políticos que alaban vuestra tarea. ¿Sabrías decirnos de qué manera sus políticas son responsables del colapso sanitario que hoy vivimos? ¿Qué se debería hacer para que una situación como esta no volviera a ocurrir?

Nuestros políticos alaban mucho nuestra tarea, pero ellos son los principales responsables de esta situación: la sanidad publica se ha venido desmantelando desde hace más de 10 años, se han recortado miles de camas, hay menos médic@s y enfermer@s que entonces, menos recursos, menos pruebas diagnosticas, menos intervenciones, menos consultas. Ante una crisis sanitaria como la actual ha sido evidente la deficiencia que hay para abordar una emergencia de estas características, pero desgraciadamente, éste es el escenario que se vive en la sanidad en los últimos años, colapso y falta de recursos. Evidentemente lo que estamos viviendo ahora es distinto, pero es una prueba de los recortes que hemos sufrido.

El estado español es el 4º país que más ha recortado en su sistema sanitario desde 2009, para hacernos una idea: gasta actualmente unos 7.500 millones de euros menos que entonces en el sistema sanitario, actualmente, se gastan 3.300 euros por cabeza al año frente a los 6.000 euros por cabeza que gasta Alemania. Tenemos 30 sanitari@s por cada 1000 habitantes frente a 71 que tiene Alemania. Si hablamos de enfermer@s, tenemos la ratio más baja de nuestros países vecinos: 5 por cada 1000 habitantes frente a 15 que tiene Alemania. Respecto a camas de UCI, somos de los países europeos con menos en proporción con su población: Alemania tiene un 222% más camas UCI que España.

Todo el mundo habla del colapso de la sanidad pública como uno de los elementos importantes de la alta tasa de mortalidad. ¿Cuales podrían ser las otras razones según tú?

La sanidad pública hay que protegerla, hay que recuperar todos esos puestos de trabajo, esas miles de camas que han desaparecido, porque es lo que está haciendo que a día de hoy se esté muriendo la gente. No podemos decir constantemente que tenemos el mejor sistema sanitario del mundo y que luego tengas que dejar a gente morir porque no dispones de camas, no tienes respiradores y no hay personal, y todo como consecuencia de las políticas de recortes que llevamos sufriendo durante años.

Cuando esta pandemia finalice no podemos volver de ninguna manera a la situación de austeridad y recortes en los servicios públicos que teníamos al empezarla, no podemos dejar que la sanidad privada represente el 55% del total de hospitales en todo el estado.

Por último, hace ya más de una semana que el gobierno hizo público con el decreto del estado de alarma que se podrían requisar todos los hospitales privados que como bien sabemos a nivel estatal representan más del 55%. En Madrid parece ser que se está derivando ya a algunos pacientes pero para nada están asumiendo la crisis sanitaria en las mismas proporciones tal y como denuncia el MATS. ¿Que está ocurriendo en Granada? ¿Tenéis datos a nivel andaluz?

Respecto a lo que me preguntas sobre lo del decreto del estado de alarma que podría requisar todos los hospitales privados, en Granada, por lo que yo sé, sí se han puesto a disposición de la sanidad pública para atender a pacientes contagiads@, habilitando plantas y camas de UCI para ello. De hecho ya se han hecho algunos traslados. Pero si queremos abordar esta situación se debe requisar en su totalidad la sanidad privada y externalizarla, aumentar la plantilla del personal sanitario y no sanitario. Tenemos que disponer de material seguro y dejar de exponernos sin protección poniendo en juego nuestra salud y es urgente la realización de pruebas masivas a todo el personal expuesto tenga síntomas o no.

Hay muchos otros sectores de trabajador@s que están también muy afectados, como son las residencias de mayores y otros centros sanitarios y sociosanitarios, que están totalmente sin recursos para poder combatir esta pandemia.