generacionidentitariaSi hace sólo 5 años se nos hubiese descrito una fascistización tal en Europa que la islamofobia y el racismo acusados están sombreando para que un grupo juvenil hasta ahora desconocido de la escena política llegara a recaudar decenas de miles de euros a través de Internet para una operación de obstaculización en el rescate de inmigrantes en las costas del Mediterráneo nos llevaríamos las manos a la cabeza pero terroríficamente no nos parecería descabellado. Nos faltarían en la cronología el criminal acuerdo UE-Turquía, las declaraciones de Víktor Orban y la construcción de vallas y refuerzo de alambradas en media Unión Europea.

En las últimas semanas los periódicos europeos han prestado atención a la rama italiana de una asociación juvenil europea de extrema derecha y anti-inmigrantes, que recientemente se ha dado a conocer por el noble objetivo de deportar en plenas aguas internacionales a cuant@s inmigrantes naveguen del norte de África y de impedir que las ONGs l@s auxilien: Generación Identitaria. El ruido en los medios y la red los ha catapultado y a ser entrevistado en el New York Times su portavoz, de 23 años, y la BBC, así como hacerse eco The Guardian y El País.

En Francia en cambio, al auspicio de la red de grupúsculos neonazis semiescondidos bajo el manto del Front Nacional, de los que las Juventudes Nacionalistas Revolucionarias JNR que asesinaron al estudiante Clement Méric en 2013 tienen vínculos con ellos, se conoce desde hace tiempo su operación “Defend Europe”, y en particular del hecho de que Generación Identitaria haya tenido un éxito rotundo en la búsqueda de fondos a través de una campaña de crowdfunding y de la reacción con emails de protesta, amenazas y boicot en las redes sociales.

Se hacen llamar Generación Identitaria porque creen que es la suya la que hará abrir los ojos de la crisis de civilización e islamización que padece el viejo continente, y nació en 2012 como organización juvenil del movimiento de extrema derecha Bloc Identitaire BI, fundado en 2003. Su símbolo está inspirado en la forma de la letra griega lambda, la inicial de “lacedemonios”, apelación de los habitantes de Esparta y marca que dejaban en la piel en ataques a inmigrantes en Francia. Entre las manifestaciones organizadas por este grupo hubo un intento de bloquear las carreteras que conectaban Calais con el campo de inmigrantes.

La rama italiana del grupo nació en 2012 por iniciativa de 5 jóvenes, según su página web, y en este período han nacido grupos análogos en otros países europeos, manteniendo una independencia organizativa o bien acomodándose como sector juvenil de organizaciones neofascistas existentes. A día de hoy Generación Identitaria cuenta con 7 secciones locales en Italia. Se hace notar sobre todo por sus duros mensajes anti-inmigración y anti-Islam: en la entrevista con la BBC su líder se manifestó en contra de las mezquitas en suelo europeo y sobre l@s inmigrantes y extranjer@s en Italia dijo que “se reproducían como conejos”.

Entrenados en los Alpes franceses y con el apoyo de mercenarios ucranianos, su mayor consecución aparte de la divulgativa es el haber alquilado un buque llegado de Djibuti en el que navegarán a lo largo de la costa de Libia preparados para devolver al país a refugiad@s que aspiran a ser acogid@s al sur de Sicilia. Su eslogan es “Defender Europa” y van muy en serio en su defensa de un modelo europeo en la que no cabe el Islam. Su video en varios idiomas ha sido compartido en las redes y su carta de presentación es un éxito.

La suya es una guerra a contracorriente contra las flotillas de las ONGs, se consideran corsarios anti-inmigración dispuestos a salvar el continente y nuestro modelo civilizatorio de una “invasión silenciosa”. Afirman que su objetivo es reportar a l@s refugiad@s que intercepten a la guardia costera de Libia, de muy dudoso proceder humanitario, sin embargo sus primeras actuaciones han sido violentas. En mayo en el puerto de Catania la organización había conseguido retrasar la salida para socorrer la nave Aquarius de la ONG SOS Mediterranée.

Para la actual empresa Generación Identitaria recibe el apoyo económico de una red internacional oculta, cuentan con filiales en Austria, Alemania, Países Bajos, Bélgica, República Checa y Eslovenia y el apoyo explícito del partido gobernante de Viktor Orban, presidente de Hungría, se reúnen secretamente comunicando el lugar sólo en el último minuto, rehúyen las ruedas de prensa y son capaces de recaudar fondos en cuentas bancaria en muy pocas horas.

Para ellos el programa ideológico que Europa necesita es ejercer de patrulleros en nuestras costas, bloquear toda forma de migración, rechazar a quien pide asilo en los países de acogida de la UE y conseguir la anulación de todos los permisos para la reunificación familiar. Rechazan ser etiquetados como extrema derecha, sino que consideran un deber moral e histórico su labor que supera a todas las ideologías. En Italia han sido aplaudidos discretamente por militantes de la xenófoba Liga Norte de Matteo Salvini, que marca la agenda migratoria del gobierno.

Tras el cierre de la cuenta de Paypal para sufragar el viaje, el movimiento ha comenzado una gira por Italia para dar a conocer la “misión”. Durante un encuentro en Bolzano, promovido por el grupo neonazi Giovani Padani y contestado por antifascistas, el responsable, Lorenzo Fiato declaró: “Para frenar esta marea humana que amenaza con ahogarnos debemos hacer un frente común y ser operativos en las costas en que tienen lugar los desembarcos y detenerlos con nuestros barcos. Por eso buscamos crear una flota, ya tenemos numerosos contactos marítimos, incluso abogados dispuestos a defendernos en los procesos judiciales”.

La Red antirracista de Catania se ha movilizado de inmediato y ha publicado un comunicado para dar la “bienvenida” a Generación Identitaria. Durante una rueda de prensa su portavoz, Alfonso di Stefano, ha expresado la máxima determinación por evitar la llegada de la C-Star a cualquier punto de Sicilia o Italia, nombre de la nave alquilada, se ha solidarizado con la labor humanitaria y la criminalización que sufren las ONGs en varios países de la Unión Europea por el programa de seguridad Frontex y ha desmentido las intenciones de los jóvenes ultras.

“No van a salvar a l@s inmigrantes sino que se dedicarán a entregarlos de la manera que sea a los ejecutores de la guardia costera libia, con quienes desde luego no tendrán un buen final. El problema, más allá del desafío que supone este grupo xenófobo, es que completan e intensifican la campaña de criminalización de cuant@s se desviven en estos años por salvar miles de vidas”. Desde las asociaciones en defensa de l@s migrantes ha partido en los últimos días una petición al ministerio de Transportes para impedir que el barco haga uso de las infraestructuras portuarias, solicitud extendida al presidente de la región siciliana y al alcalde.

El barco alquilado fue frenado en el Canal de Suez por las autoridades egipcias hace 2 días al navegar desprovisto de la documentación necesaria para adentrarse en aguas internacionales. Generación Identitaria lo ha desmentido, ha remarcado que su “misión” cuenta con el respaldo legal y la defesa de los valores fundacionales de la Unión Europea y ha acusado a la izquierda de hacer ruido pero no dar soluciones al problema de la inmigración. “Nuestra misión para defender Europa continúa y nuestros apoyos crecen”. Mientras tanto, desde Catania se prepara a nivel estatal una manifestación antifascista para el 16 de septiembre.