Nueva oleada represiva por parte del Estado Español

El pasado 23 de marzo, el juez Llarena ordenó prisión sin fianza de los exconsellers Turull, Bassa, Romeva, Rull y de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell. Son 5 nuev@s pres@s polític@s independentistas que se añaden a los Jordis y a Junqueras y Forn, presos desde octubre y noviembre respectivamente. Ayer, domingo 26 de marzo, se hacía oficial la detención en Alemania de Puigdemont en una operación llevada a cabo por el CNI en colaboración con la policía alemana cuando el ex President de la Generalitat volvía de celebrar un acto político en Finlandia. A tod@s est@s pres@s a los que se les acusa de delitos por rebelión y de secesión que pueden conllevar hasta penas de 25 años de cárcel, hay que añadir el exilio forzado de las ex diputadas, Marta Rovira (actual secretaria general de ERC) y de Anna Gabriel (portavoz de la CUP), en Suiza así como los de los exconsellers Comín, Puig y Ponasti en Bélgica.

La represión no cesa. Primero fueron las porras de la Policía Nacional y de la Guardia Civil intentando impedir el referéndum del 1 de octubre, luego la aplicación del 155 y los primeros encarcelamientos y ahora la detención de ex President de la Generalitat. Está claro que el Estado actúa y muy duramente contra todo el que pretende poner en tela de juicio la unidad de España. Ese es el diálogo al que nos tienen acostumbrados Rajoy, el PSOE y C’s.

Nueva oleada de movilizaciones en Catalunya contra la represión y por el derecho a decidir

La represión por parte del Estado Español en contra de unas ideas políticas concretas no está consiguiendo acallar a parte del pueblo catalán. La jornada del domingo 26 de marzo es una prueba de ello. Fuertes movilizaciones con centenares de miles de personas tuvieron lugar en las calles de Catalunya con cortes de carreteras y con concentraciones frente a las delegaciones del Gobierno. La respuesta del Estado Español no se ha hecho esperar. Represión y más represión, esta vez por parte de las porras de los Mossos que han llevado a cabo sin rechistar las órdenes provenientes del gobierno central gracias al 155 sin que parezcan tener muchos remordimientos. Esto aclara también donde está cada cual y cuál es el papel de las fuerzas represivas del Estado.

Las movilizaciones de ayer convocadas por los CDR son el principio de un nuevo calendario de manifestaciones que tiene que desembocar en una huelga general tal y como se venía coreando en las manifestaciones ayer. Hoy, lunes 26 de marzo, Ómnium Cultural y la ANC ya han anunciado nuevas movilizaciones en los próximos días.

¿Qué soluciones para acabar con el “conflicto catalán”?

Está muy claro que el gobierno de Rajoy apoyado por el PSOE y C’s no está dispuesto en aportar ninguna solución política. La única solución aportada a día de hoy es la represión por parte del Estado y la rendición sin condiciones de todo aquel que haya osado organizar un referéndum por el derecho a decidir en el Estado Español. Frente a los votos, porras, detenciones y años de cárcel. Por mucho que intenten decir en palabras del Ministro del Interior, Zoido, que aquí no existen l@s pres@s polític@s, la realidad es bien diferente. Es un aviso a navegantes. A todo el que ose oponerse al régimen del 78 y a sus instituciones ya sabe lo que le espera. La Monarquía y la unidad de España así como la propiedad privada y los intereses de los y las capitalistas son intocables. No es de extrañar en ese sentido que el PP, PSOE y C’s hayan rechazado precisamente estos días reformar la ley de amnistía de 1977 que sólo pretendía poder juzgar los crímenes del franquismo aquí y en el extranjero.

Frente a esos principios políticos, no hay atajos posibles. La reivindicación del referéndum pactado no es realista ni viable. Este régimen nunca pactará un referéndum con el pueblo catalán. La única forma de hacer valer este derecho democrático es mediante la movilización masiva en Catalunya y en el resto del Estado Español. Pero para conseguir eso, hay que unificar a nuestro bando social por la defensa de esos derechos democráticos. Y para que eso sea posible hay que ligar esos derechos democráticos a la lucha por los derechos sociales de la gente trabajadora y de la juventud. Eso último pasa por una hoja de ruta independiente de la de la derecha catalinista. Eso no quiere decir no salir conjuntamente en la calle ni dejar de exigir la libertad de tod@s l@s pres@s polític@s pero sí ligar la lucha por una República catalana que defienda el no pago de la deuda, que aumente los salarios, que prohíba los despidos, que asegure pensiones dignas o que defienda los servicios públicos.

Desde Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR volvemos a exigir la libertad inmediata de tod@s l@s pres@s polític@s y volvemos a ofrecernos para participar en todas las movilizaciones que defiendan esa reivindicación y la del derecho a decidir ya sea en Catalunya o en el resto del Estado.